12 errores comunes que podrías estar cometiendo con tu ropa interior

Loading...

Todas las personas del planeta llevan ropa interior, no hay ningún misterio en ello. Pero, en numerosas ocasiones, la estamos vistiendo de manera incorrecta por el simple motivo de elegir la talla equivocada, aunque algunas personas se frustran por elegir mal el color.

De un modo u otro, estamos aquí para contarte algo sobre algunos fallos que cometemos con la ropa interior y qué se puede hacer para evitarlos. Echa un vistazo.

1. Conecte siempre el sujetador en el gancho del medio, para que tengas algo más de libertad de movimiento, y tengas espacio para encogerte o crecer.

2. Cambia la ropa interior vieja por otra más nueva cada año, para que tu cuerpo se acostumbre a las nuevas prendas.

3. Sin embargo, no llevar nada de ropa interior durante la noche es una idea fantástica, ya que de esa manera, sentirás el aire fresco.

4. Los vestidos diferentes que tengas también necesitan sujetadores diferentes, obviamente. Asegúrate de tener varios y de uno usar siempre el mismo.

Loading...

5. Para saber tu talla de sujetador exacto, lo mejor es acudir a tiendas especializadas de ropa interior. Así te ahorrarás elegir a dedo tus prendas.

6. Deberías usar ropa interior con forro durante el día, para que tus pantalones y otras prendas no se froten contra tus partes.

7. Independientemente del tamaño de tu busto, deberías usar un sostén deportivo mientras te dedicas a hacer ejercicio. Tu espalda lo agradecerá.

8. ¿Estás usando tu camiseta sin mangas favorita pero se ven demasiado los tirantes del sujetador? Utiliza un sostén sin tirantes o cruza los tirantes del sostén.

9. Usa unos tirantes que se ajusten a tu busto perfectamente, ya que no querrás que las bacterias den un paseo por allí.

10. Mantén tus bonitos sostenes en perfecto estado lavándolos a mano. De manera contraria, se estropearán muy rápidamente.

11. Los sostenes de slip y spanx te harán sentirte mucho más cómoda, porque mantienen todo en su lugar.

12. Y no olvides que los sujetadores suelen gastarse en un año, así que ¡corre y compra algunos más!